Potrerillo, mi lugar primero, ese que me hizo de campo para siempre.

Lugar y gente que me enseñaron que ni la pobreza ni la riqueza se tratan de dinero, que la familia importa, que los momentos se escapan, que el futuro es hoy.

Lugar y gente que me enseñaron que Dios es lo importante (más que la religión) y que la Fe es suficiente solo cuando sabes que la tienes.
Cubano por nacimiento, con Argentina en el corazón y los pies en la tierra, poco equipaje, y muchas ganas de seguir andando.
Viajero del camino, ese camino nuestro, el camino de los migrantes… de aquellos que salimos en busca de algo nuevo sin dejar de soñar con nuestros recuerdos.
Tú, yo, nosotros... los que permanecemos en el viaje…

“...porque Él sueña grande y nos incluye”​

Y. Garcia

El Dreamer